¿Qué pasa si incumplo en el contrato?

El incumplimiento de un contrato entre particulares ya sea de compra, venta, de construcción de una obra o de cualquier tipo, es motivo para proceder a una demanda o bien la cancelación del contrato a través de la vía ordinaria civil.

Incumplimiento del contrato

Hoy en día los contratos se establecen de manera correcta con fechas, horas y por supuesto los puntos o cláusulas que deben cumplirse o de lo contrario puede ser cancelado y por supuesto es necesario realizarlo ante un juez de acuerdo a lo que se establece en los códigos civiles de los diferentes estados de la República mexicana.

“Aquella persona que estuviere obligada a prestar un hecho y dejare de prestarlo o lo prestare incorrectamente conforme a lo convenido es responsable de los daños y perjuicios que cause“.

Incumplimiento de contratos: ¿Qué procede?

Si la obligación del contrato es a plazos se debe comenzar la responsabilidad al vencimiento de estos, así por lo tanto para presentar una demanda de cancelación de contrato por incumplimiento de algunas cláusulas o partes se debe hacer ante el juzgado civil.

La legislación dice que en caso de establecerse una responsabilidad en el incumplimiento del contrato se solicitará una indemnización a la parte afectada, lo cual sustituye al cumplimiento de la obligación y el importe de ella más los daños y perjuicios causados directamente.

Para que esta indemnización proceda el deudor no debe cumplir la obligación, por lo tanto la  indemnización también puede ser moratoria, lo cual comprende daños y perjuicios originarios por el retardo o bien el incumplimiento de la obligación.

Incumplimiento del contrato en el alquiler

En cuanto al alquiler,  puede ser que quieres cambiar de piso, ya sea por un cambio de trabajo, quedarse desempleados, un divorcio o simplemente por el deseo de vivir en otro lado, o en una casa más grande o más barata. Sin importar la razón, el punto es que hay un contrato con el casero que te obliga a permanecer en el tiempo determinado y estipulado y siempre surge la duda de si ¿es posible irse de un lugar sin que finalice el contrato? La respuesta es NO. 

Sin embargo la ley de arrendamientos es clara ya que indica lo siguiente: El inquilino y el propietario pactan de manera libre la duración del contrato y si es que no se acuerda un plazo la ley lo propone a un año.

Al finalizar este periodo el inquilino puede prorrogar el contrato por plazos anuales hasta llegar a cinco.

¿Qué es lo que se puede hacer?

En caso de ser una causa justificada como un cambio de trabajo la ley es clara y dice que el inquilino no puede abandonar el piso de manera unilateral, porque se considera incumplimiento de contrato y tendrá que realizar una indemnización al propietario, aunque también puedes llegar a un acuerdo ya que la negociación entre el inquilino y el casero es la opción más razonable. 

Aunque si se niega el casero de llegar a un acuerdo, es posible que él gane la demanda contra el inquilino, por tanto conviene ser razonable y buscar una salida viable.

Qué es el subsidio
Servicio al cliente de inmobiliaria Incasas