Oscar

Cobertura contra lluvias: el seguro a contratar

Cobertura-contra-lluvias-el-seguro-a-contratar2

Es bien sabido que en la mayor parte del territorio mexicano las lluvias son una constante debido a la época de huracanes, las particularidades climatológicas y ahora el calentamiento global. Las inundaciones comienzan a ser un problema habitual de los entornos urbanos. Y con ellas hay una serie de riesgos asociados. El más recurrente: los daños por las aguas residuales.

Por ello, al comprar una vivienda, es vital que se incluya entre los seguros asociados a la compra un seguro de cobertura contra lluvias.

¿Qué número de casas está protegida contra las lluvias?

Sólo 40 de cada mil casas tiene una cobertura contra las lluvias, y daños provocados por inundaciones. Sólo 6,5% de las casas tiene este tipo de protección, y de las casas que han sido adquiridas a través de una hipoteca sólo el 26,5% de las viviendas es adquirida con este tipo de protección.

La cobertura por afectación pluvial no es un seguro que se ofrezca comúnmente con una hipoteca, y es necesario adquirirla como un seguro extra, dentro de las pólizas contra fenómenos meteorológicos es opcional. Cada comprador decide si quiere tenerla o no como parte de la protección de su vivienda.

¿Qué importancia tiene un seguro contra las lluvias?

De acuerdo con datos actualizados de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), cada vez son más recurrentes las lluvias atípicas (abundantes y hasta castastróficas). Sólo en el 2017 las lluvias que cayeron sobre la Ciudad de México, Chihuahua y Tabasco produjeron 3,145 indemnizaciones, por los daños de toda índole que provocaron,  por un total de 138 millones de pesos. Un 56% de las indemnizaciones fue por cobertura de daños y 44% de los pagos fue por seguro de autos que se encontraban dentro de las viviendas afectadas. Las pérdidas rondaron entre 80,000 y 100,000 pesos.

En algunos casos los daños rondaron los dos millones de pesos.

Es importante considerar que la temporada de lluvias cada vez es más extensa y cruenta, sobre todo en zonas en que han inaugurado desarrollos inmobiliarios sobre terrenos ejidales u otrora pantanosos.

Este seguro, sobre todo, es vital en zonas costeras, se trate de litorales marinos y pluviales, pues debido al calentamiento global el aumento en los niveles del mar y de los cuerpos acuíferos cada vez se va a tomar mayores franjas de terreno en desbordes e inundaciones.

 

Continuar leyendo
559 Hits
0 Comentarios
Oscar

Los 5 grandes mitos sobre las hipotecas en México

Los-5-grandes-mitos-sobre-las-hipotecas-en-Mxico_20171129-212432_1

Todo instrumento financiero lleva su dosis de mitos, a veces a favor, a veces en contra. Pero ninguno genera tanta dosis de negatividad como las hipotecas. Podemos asegurar sin error que las hipotecas tiene  a su alrededor mitos negativos que sólo las alejan de las personas que verdaderamente las necesitan.

Aquí vamos a analizar los cinco mitos más habituales sobre las hipotecas en México.

1. Las hipotecas en México son las más caras

 

En realidad no, desde hace varios años. La economía mexicana ya sumo varios ciclos de tasas a la baja o con subidas muy moderadas, lo que hace que los créditos que podrían subir su valor de golpe (las hipotecas de interés variable) se mantengan estables.

2. Las hipotecas son una trampa para toda la vida

 

La duración promedio de una hipoteca es a 15 años. La media recomendada por los expertos. A 20 años se eleva demasiado su costo por concepto de intereses, pero de ninguna manera son una carga para toda la vida.

3. Sólo se pagan intereses con una hipoteca

 

En México las hipotecas piden un interés del entre el 8 y el 12%, entre las más bajas de América. En todo caso se pueden establecer diversas estrategias para amortizar capital y pagar menos intereses. De manera tradicional mes con mes se paga una parte a intereses y otra a capital.

4. Sólo sirven para atarte a un banco

 

Hoy en día gracias a la portabilidad hipotecaria es posible cambiar de banco en cualquier momento de la vida de tu hipoteca, con el objetivo de conseguir mejores tasas y condiciones. Todo ello sin gastos adicionales ni penalizaciones.

5. No se puede comprar una buena casa con un credíto Infonavit o de Fovisste

 

Existen diversos mecanismos que te permiten usar tu crédito público para pagar el enganche de una vivienda que comprarás mediante una hipoteca con la banca privada o usar ese crédito para elevar el monto que te presta el banco. No tienes que resignarte sólo al monto de crédito público.

Los Consejeros Hipotecarios de InCasas te ayudarán a disipar cualquier duda que tengas sobre una hipoteca, y te ayudarán a encontrar una a la medida de tus posibilidades. SIN COSTO. Haz clic y entra en contacto con nosotros.

 

 

Continuar leyendo
2585 Hits
0 Comentarios