Oscar

Infonavit permitirá la movilidad hipotecaria

Infonavit-permitir-la-movilidad-hipotecaria2

Como hemos señalado en diversas ocasiones, el Infonavit ofrece hipotecas a trabajadores asalariados con requisito un tanto más blandos que los que ofrece el mercado particular (menos ingresos, menos garantías, menos arraigo laboral, un pago menos de menssualidades…), pero estas facilidades se compensan con mayores intereses, una mayor vida de la hipoteca y un arraigo obligatorio al Infonavit y a la propiedad que se adquiere.

La buena noticia es que, en parte, esta obligación va a quedar parcialmente superada, y el Infonavit va a habilitar una especie de movilidad hipotecaria. Limitada, pero movilidad al fin y al cabo.

¿En qué consiste la nueva Movilidad Hipotecaria del Infonavit?

Cambiavit no es un programa de portabilidad hipotecaria en forma, pues aún no es posible cambiar el crédito que se tiene con el Infonavit a una institución de crédito particular. En cambio, este programa te permite cambiar de casa o ampliar el crédito que posees.

¿Cómo funciona el cambio de casa en Cambiavit?

El Cambio de Casa en Cambiavit es, en realidad, un traspaso de vivienda. Se vende la casa que se ha adquirido a través de un crédito Infonavit y se opta, con esa liquidez, por una nueva.

Para ser elegible a esta alternativa el titular debe contar con al menos dos años continuos de pago regular de su crédito Infonavit y no haber reestructurado en ninguna ocasión su crédito. Debe tener un comprador potencial de la vivienda actual, y que la relación del saldo de crédito contra el valor de la vivienda sea menor a 85% (es decir: que al menos se haya cumplido con un pago mínimo del 15% del crédito vigente).

La principal desventaja es que se trata de una movilidad cara: el titular debe pagar (si la hay) la diferencia del valor de las viviendas (anterior y nueva) y todos los gastos asociados (notariales, impuestos y derechos derivados).

¿Cómo funciona la ampliación de crédito en Cambiavit?

Se trata de una ampliación del crédito disponible del derechohabiente en el Fondo. Se puede usar para adquirir una nueva vivienda o reformar la actual.

Para optar a esta ampliación se debe contar con al menos cinco años continuos pagando regularmente, sin haber reestructurado. Y es necesario haber pagado al menos el 15% de la vivienda que se posee.

Continuar leyendo
1446 Hits
0 Comentarios
Oscar

Los 5 grandes mitos sobre las hipotecas en México

Los-5-grandes-mitos-sobre-las-hipotecas-en-Mxico_20171129-212432_1

Todo instrumento financiero lleva su dosis de mitos, a veces a favor, a veces en contra. Pero ninguno genera tanta dosis de negatividad como las hipotecas. Podemos asegurar sin error que las hipotecas tiene  a su alrededor mitos negativos que sólo las alejan de las personas que verdaderamente las necesitan.

Aquí vamos a analizar los cinco mitos más habituales sobre las hipotecas en México.

1. Las hipotecas en México son las más caras

 

En realidad no, desde hace varios años. La economía mexicana ya sumo varios ciclos de tasas a la baja o con subidas muy moderadas, lo que hace que los créditos que podrían subir su valor de golpe (las hipotecas de interés variable) se mantengan estables.

2. Las hipotecas son una trampa para toda la vida

 

La duración promedio de una hipoteca es a 15 años. La media recomendada por los expertos. A 20 años se eleva demasiado su costo por concepto de intereses, pero de ninguna manera son una carga para toda la vida.

3. Sólo se pagan intereses con una hipoteca

 

En México las hipotecas piden un interés del entre el 8 y el 12%, entre las más bajas de América. En todo caso se pueden establecer diversas estrategias para amortizar capital y pagar menos intereses. De manera tradicional mes con mes se paga una parte a intereses y otra a capital.

4. Sólo sirven para atarte a un banco

 

Hoy en día gracias a la portabilidad hipotecaria es posible cambiar de banco en cualquier momento de la vida de tu hipoteca, con el objetivo de conseguir mejores tasas y condiciones. Todo ello sin gastos adicionales ni penalizaciones.

5. No se puede comprar una buena casa con un credíto Infonavit o de Fovisste

 

Existen diversos mecanismos que te permiten usar tu crédito público para pagar el enganche de una vivienda que comprarás mediante una hipoteca con la banca privada o usar ese crédito para elevar el monto que te presta el banco. No tienes que resignarte sólo al monto de crédito público.

Los Consejeros Hipotecarios de InCasas te ayudarán a disipar cualquier duda que tengas sobre una hipoteca, y te ayudarán a encontrar una a la medida de tus posibilidades. SIN COSTO. Haz clic y entra en contacto con nosotros.

 

 

Continuar leyendo
2521 Hits
0 Comentarios
Oscar

¿Puedo cambiar mi hipoteca INFONAVIT a un banco?

Puedo-cambiar-mi-hipoteca-INFONAVIT-a-un-banco

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores es una alternativa para que trabajadores por debajo de la media o con pocas garantías financieras accedan a una vivienda. Una misión en la que este Fondo ha sido exitoso: hoy en día 7 de cada 10 casas nuevas en México es financiada por el Infonavit.

Sin embargo, en sí mismas las hipotecas que ofrece el Infonavit no son competitivas dentro del mercado, y ostentan tasas por encima del mercado: un 12% contra una media máxima del 11% en la banca privada.

La situación se agrava un tanto si tu crédito Infonavit es en VSM (Veces Salarios Mínimos), y aumenta su costo con la subida de la inflación, cosa que no ocurre con un crédito hipotecario en la banca privada.

¿Hay portabilidad hipotecaria en el Infonavit?

 

Debido a estas elevadas tasas, no son pocos los titulares que en algún punto de la vida de su crédito Infonavit tratan de cambiarlo a la banca privada. Sin embargo se encuentran con una noticia desalentadora, y es que los créditos del Infonavit no tienen portabilidad hipotecaria. Es decir: no poseen un mecanismo de subrogación a la banca privada.

¿Se pueden trasladar los créditos Infonavit a la banca privada?

 

No es posible trasladar los créditos Infonavit a la banca privada mediante una subrogación. En cambio, es posible solicitar un nuevo crédito a la banca privada para pagar el saldo pendiente de un crédito Infonavit.

Como no se trata de una subrogación, es necesario acudir al banco de tu elección y realizar todos los trámites que implican un nuevo crédito. Desde la investigación al titular hasta el avalúo de la propiedad.

Sin embargo, los especialistas señalan que se trata de un proceso que a la larga va a significar un  ahorro de hasta el 30% del costo final de la hipoteca.

En este caso, la vivienda que pagas a través de Infonavit queda como garantía del pago del nuevo crédito. Una de las grandes ventajas de este proceso de financiación es que nada te impide que, una vez que pagas el nuevo crédito con la banca, hagas uso de tu fondo Infonavit para pagarlo.

 

Continuar leyendo
6310 Hits
0 Comentarios