Oscar

¿Cómo lidiar con la presión que significa una hipoteca?

Cmo-lidiar-con-la-presin-que-significa-una-hipoteca

Las deudas afectan la salud, a la par que es común que nos atrasemos en los pagos de nuestras deudas. Por ejemplo, de la hipoteca. Este hecho tiene secuencias lógicas: la deuda crece más en intereses y en concepto de recargos por mora. Sin embargo, ahí no se acaban las secuelas. Las deudas inciden directamente en tu salud en forma de depresión, ansiedad e incluso en la forma de síntomas físicos.

Según un estudio reciente, las personas con deudas tienen un 15% más de posibilidades de tener un paro cardiaco, y valores de un 1,2% más altos de presión arterial, un padecimiento asociado al estrés y la ansiedad. Estos valores aumentan en la medida que aumentan los montos que se adeudan.

Las deudas, al afectar la salud y el estado de ánimo, afectan también la productividad del deudor, lo que reduce su efectividad laboral, y sus ingresos, con lo que no son pocos aquellos que caen en círculos viciosos de inactividad y deuda creciente.

¿Cómo puede evitar las secuelas de la depresión y la ansiedad que provoca una hipoteca?

Mantén una buena disciplina financiera

La mejor manera de evitar que las deudas te obsesiones y de que los acreedores te acosen es evitar que las deudas te devoren. Y la estrategia para conseguir este fin es una adecuada cultura financiera.  Esta disciplinita tiene una cara directriz: tus deudas no deben sumar más de un 30% de tus ingresos. No te comprometas por encima de se margen.

Programa tus pagos

La mejor manera de evitar que se te pase el pago de una mensualidad de tu hipoteca es programar tus pagos con antelación. La mayoría de los bancos descuente este monto de tu cuenta de manera automática. Con ese fin, procura que tu cuenta posea los fondos para enfrentar este compromiso.

Sólo usa el crédito que necesitas

Según la reparadora de crédito Resuelve tu deuda seis de cada 10 mexicanos caen en mora crediticia por la falta de una adecuada administración. El mayor error que se comete no tiene que ver con las grandes deudas, como las hipotecas, sino con el  uso descontrolado de las tarjetas de crédito. Para evitar las presiones que significa una deuda, evita usar dinero caro. No creas que las tarjetas de crédito son una extensión de tus ingresos.

Ten un plan B

Crea un fondo de emergencia que soporte al menos el pago de tres mensualidades de tu hipoteca o contrata un seguro de desempleo con tu deuda: de ese modo estarás cubierto para resolver eventualidades.

Continuar leyendo
630 Hits
0 Comentarios