Oscar

Remates hipotecarios: ¿Qué ventajas y desventajas ofrecen?

Remates-hipotecarios-Qu-ventajas-y-desventajas-ofrecen2

Aunque es una alternativa poco conocida para hacerse con una casa, los remates hipotecarios son una vía muy atractiva de adquirir una propiedad por una fracción de su costo. Es una alternativa muy buena si quieres comprar una casa usada, ya que te permite acceder a una oferta por un descuento que puede llegar hasta a un 50% del valor real de la propiedad.

¿Qué es un remate hipotecario?

Cuando un banco sufre morosidad de parte del titular de una hipoteca y se comprueba que el comprador de la vivienda pusó como garantía no puede afrontar el pago del resto del crédito, entonces el banco puede reclamar la vivienda mediante un embargo.

Después del embargo, a través de un avalúo, el banco fija un precio para la casa, y llama a una asamblea de postores para que pujen por la casa a partir de este avalúo. El comprador que ofrezca el mejor precio es quien se queda con la casa.

La primera característica de un remate hipotecario es que es necesario poseer el efectivo necesario para pujar por la casa.

¿Cuáles son las ventajas de un remate hipotecario?

Las mayores ventajas de un remate hipotecario es que el banco busca recuperar lo que se consiga del crédito vencido con la venta de la vivienda en subasta. Por esta urgencia ofrecerá la vivienda a un precio a la baja. La mayoría de las veces una casa no se vende en un primer remate, y el banco la vuelve a ofrecer con precio cada vez más inferior.

La segunda ventaja de un remate hipotecario es que las viviendas que oferta son, sobre todo, casas en colonias cuya plusvalía ha ido al alza, con lo que te podrás hacer con una vivienda en una zona privilegiada por una parte de su precio.

¿Cuáles son las desventajas de un remate hipotecario?

La primera, como ya mencionamos, es que este tipo de compra no se puede hacer con un crédito, si solamente al contado.

En este tipo de compra te corresponde pagar todo el litigio, y los honorarios y gastos de abogados y notarios. De existir adeudos sobre la casa, deberás poner al corriente los servicios e impuestos del inmueble (predial, agua, escrituras…)

De manera que si participas en un remate hipotecario, es recomendable que te asesores bien para que sepas cuánto deberás pagar además del valor de la casa.

Continuar leyendo
2163 Hits
0 Comentarios
Oscar

No puedo seguir pagando mi hipoteca: ¿qué puedo hacer?

No-puedo-seguir-pagando-mi-hipoteca-qu-puedo-hacer2

El impago de un crédito hipotecario es uno de los más dolorosos escenarios al que podemos enfrentarnos. Lo cierto es que ante un problema grave lo peor que podemos hacer es cerrar los ojos y negar la realidad. Si has caído en la falta de pago de una o más mensualidades de tu hipoteca, y no quieres llegar el embargo, ¿qué es lo que puede hacer?

¿Qué medidas puedes tomar si no puedes seguir pagando tu hipoteca?

Ante un mercado laboral cada vez más accidentado, los impagos de una hipoteca se convierten en un problema cada vez más común. De hecho, 4 de cada 10 pesos de los créditos hipotecarios concedidos por los bancos en México están en situación de retraso.

Los expertos recomiendan que si caes en un impago hipotecario por pérdida de tu empleo o problemas económicos, acudas a tu banco antes de dejarte dominar por el pánico o la inercia.

Tienes al menos tres herramientas que te apoyan en este caso: la reestructuración de tu deuda, los seguros y la venta.

El seguro de desempleo

La mayoría de las hipotecas cuentan con un seguro de desempleo que cubre hasta tres mensualidades de la hipoteca. Es un seguro que ya viene incluido en el pago de cada mensualidad. Para hacerlo efectivo sólo tienes que demostrar que fuiste despedido.

Reestructura tu deuda

Es importante que mantengas una comunicación fluida con tu banco, y les mantengas al tanto de las razones por las que no puedes pagar tu hipoteca. Siempre es posible acordar nuevos plazos y cuotas de pagos dentro de los márgenes que permite tu contrato original.

Entre las reestructuras posibles puedes pedir una prórroga de tu deuda, de manera que pagues menos cada mes, aunque la vida de tu hipoteca se alargue.

Venta inmediata

Si la situación se agrava, una solución radical es vender la propiedad, indicando al comprador que la casa está hipotecada, y que será necesario liquidar la deuda con el banco. En México no se permite el traspaso de deudas.

 

Continuar leyendo
2648 Hits
0 Comentarios