Oscar

¿Cómo puedo reestructurar mi hipoteca?

Cmo-puedo-reestructurar-mi-hipoteca

Todos tenemos miedo de los créditos hipotecarios y todos sabemos que son indispensables. Podemos decir que nos atraen y repelen con la misma fuerza que una relación de largo plazo, pues implican el esfuerzo de una vida para cumplirse. Una hipoteca nos pide 15 años de nuestra vida, en el mejor de los escenarios.

Lo que nos da miedo es que no podamos con las responsabilidades que demanda una hipoteca, No por una falta de voluntad, sino porque las condiciones de nuestra vida cambien.

¿Qué es una reestructuración hipotecaria?

 

Supongamos que pierdes tu trabajo o que dejas de percibir ingresos, o que tienes una urgencia médica que se come todo capital. ¿Qué puedes hacer si al mismo tiempo tienes una hipoteca pendiente?

La respuesta es que debes reestructurar tu hipoteca.

Este proceso consiste esencialmente en modificar las condiciones por las que, según un contrato, estás pagando tu hipoteca, honrando tu deuda y evitando caer en la morosidad y el riesgo de perder tu casa.

Esta reestructuración se pacta con el mismo banco con el que contrataste tu hipoteca, o a través de una segunda institución.

¿Cómo se reestructura una hipoteca?

Una hipoteca se puede reestructurar, como todo crédito, en el momento en que lo creas conveniente, y no sólo cuando tienes problemas financieros. La idea es que tengas mayores facilidades para culminar el pago de tu hipoteca.

Con este fin debes hablar con tu banco para conocer qué condiciones para suavizar tu hipoteca se incluyen en tu contrato y cuáles pueden ofrecerte. Algunas de las herramientas que puedes usar para reestructurar tu hipoteca pueden ser:

Periodos de carencia. Algunas hipotecas consideran plazos en los que se deja de pagar sin que aumenten los intereses o se añadan penalizaciones por mora.

Subrogación. Mediante este proceso cambias tu hipoteca de banco, y la llevas a uno que te ofrezca mejores condiciones de pago.

Seguros. Algunas hipotecas contemplan dentro de sus contratos seguros de vida, contra enfermedad y desempleo, que pueden ayudarte a cubrir un hueco.

¿Estás interesado en reestructurar tu hipoteca actual? Los Consejeros Hipotecarios de InCasas te apoyan a seleccionar el mejor crédito hipotecario SIN COSTO. Haz clic y entra en contacto con nosotros.

 

Continuar leyendo
250 Hits
0 Comentarios
Oscar

No puedo seguir pagando mi hipoteca: ¿qué puedo hacer?

No-puedo-seguir-pagando-mi-hipoteca-qu-puedo-hacer2

El impago de un crédito hipotecario es uno de los más dolorosos escenarios al que podemos enfrentarnos. Lo cierto es que ante un problema grave lo peor que podemos hacer es cerrar los ojos y negar la realidad. Si has caído en la falta de pago de una o más mensualidades de tu hipoteca, y no quieres llegar el embargo, ¿qué es lo que puede hacer?

¿Qué medidas puedes tomar si no puedes seguir pagando tu hipoteca?

Ante un mercado laboral cada vez más accidentado, los impagos de una hipoteca se convierten en un problema cada vez más común. De hecho, 4 de cada 10 pesos de los créditos hipotecarios concedidos por los bancos en México están en situación de retraso.

Los expertos recomiendan que si caes en un impago hipotecario por pérdida de tu empleo o problemas económicos, acudas a tu banco antes de dejarte dominar por el pánico o la inercia.

Tienes al menos tres herramientas que te apoyan en este caso: la reestructuración de tu deuda, los seguros y la venta.

El seguro de desempleo

La mayoría de las hipotecas cuentan con un seguro de desempleo que cubre hasta tres mensualidades de la hipoteca. Es un seguro que ya viene incluido en el pago de cada mensualidad. Para hacerlo efectivo sólo tienes que demostrar que fuiste despedido.

Reestructura tu deuda

Es importante que mantengas una comunicación fluida con tu banco, y les mantengas al tanto de las razones por las que no puedes pagar tu hipoteca. Siempre es posible acordar nuevos plazos y cuotas de pagos dentro de los márgenes que permite tu contrato original.

Entre las reestructuras posibles puedes pedir una prórroga de tu deuda, de manera que pagues menos cada mes, aunque la vida de tu hipoteca se alargue.

Venta inmediata

Si la situación se agrava, una solución radical es vender la propiedad, indicando al comprador que la casa está hipotecada, y que será necesario liquidar la deuda con el banco. En México no se permite el traspaso de deudas.

 

Continuar leyendo
669 Hits
0 Comentarios