Oscar

Por donde inicio si quiero pedir un crédito hipotecario

Por-donde-inicio-si-quiero-pedir-un-crdito-hipotecario

Una hipoteca es un compromiso para toda la vida, entre un banco y tú. Y por ello está sometido a toda una serie de requisitos y compromisos que debes cumplir. Y estos comienzan apenas y te decides a tramitarla.

¿Con qué debo contar si quiero conseguir una hipoteca?

Ahorros. Antes de acudir siquiera al banco debes saber que no hay institución de crédito alguna que te conceda un crédito por el 100% del costo de la vivienda de tus sueños. Por ello debes contar con un fondo personal. ¿De cuánto debe ser este fondo? Por lo menos un 20% del valor de la vivienda. Debes considerar que sólo en el trámite de la hipoteca vas a gastar cerca de un 7% del valor de esa casa.

Trabajo estable. Uno de los puntos determinantes para conseguir una hipoteca es contar con un trabajo estable, de contrato fijo, y con cierta antigüedad. Es, de hecho, la mayor garantía que el banco contempla para que le devuelvas el préstamo. Tu sueldo es la base sobre la que se calcula el monto del crédito que el banco te va a conceder. También debes considerar que tu ingreso debe ser constante. A los ojos del banco, tu pago mensual de tu hipoteca no debe sobrepasar el 30% de tus ingresos totales.

Edad. La edad máxima a la que se concede una hipoteca es de 61 años. La ideal es entre los 30 y los 35 años. Entre más joven eres, más es el monto del crédito que te ofrecerán. En algunos casos de Hipotecas Jóvenes puede llegar hasta el 100% del costo de la vivienda.

Buen historial de crédito. Paga a tiempo en todas partes, pues cada retraso o impago figurará en el llamado Buró de Crédito. Entre mejor sea tu calidad de acreedor, mayores las posibilidades de que obtengas una hipoteca.

 

Continuar leyendo
399 Hits
0 Comentarios
Oscar

Como debo elegir la mejor hipoteca para mí

Como-debo-elegir-la-mejor-hipoteca-para-mi

No hay mejor manera de crearse un patrimonio y asegurar tu futuro que comprar una casa. Es un patrimonio que conserva buena parte de su valor a lo largo del tiempo, y que incluso puede ofrecerte una plusvalía si la arriendas o le das un uso comercial. Desde luego, no es sencillo adquirir una.

Si no tienes el efectivo para comprarla, puedes recurrir a diferentes estrategias para conseguirla. La más accesible es comprar tu casa a través de un crédito hipotecario: un financiamiento en que la casa que has comprado se coloca como garantía de pago.

¿Cómo puedes elegir una hipoteca adecuada para ti?

Se sincero con tus posibilidades. La compra de una casa a través de una hipoteca suele tener como sujetos de préstamo a las parejas de entre 35 y 38 años, con ambos miembros de la pareja con trabajo fijo, e ingresos que sumen tres veces el monto de su paso mensual.

Estudia el mercado. Acude a más de una institución bancaria para conocer las diferentes hipotecas que existen, el tipo de interés que ofrecen, y sobre todo los seguros que ofrecen (de desempleo, de gracia, de vida...). De ese modo hallarás el plan más adecuado para ti. Hay más de 150 bancos que puedes auxiliarte en la compra de tu casa a través de una hipoteca.

Elige la casa adecuada. Si una casa está fuera de tus posibilidades (por su ubicación, por su precio, por su plusvalía) considera buscar otra en alguna localidad menos céntrica, pues ello baja significativamente el costo de una propiedad.

Ahorra. Los bancos nunca prestan el 100% del costo de una casa. Es necesario disponer de un capital para pagar el enganche y costos del trámite de la hipoteca misma. Los asesores recomiendan que apenas y se busque la hipoteca se cuente con un 10% del costo del inmueble como mínimo.

Vigila el tipo de interés. Es la decisión más importante sobre una hipoteca: el plazo fijo obliga a pagar durante más tiempo, pero garantiza que tu pago no variaría si los referentes del tipo de interés variable suben.

 

Continuar leyendo
657 Hits
0 Comentarios
Claudia Ramirez

Lo que necesitas saber para transferir tu hipoteca

Desde agosto del 2015 ya es posible que transfieras tu hipoteca que agilizará el cambio de créditos, con nuevos procedimientos, tiempos de respuesta y requisitos.

 

Inicialmente si un usuario quería mover su hipoteca de un banco a otro tenía que ir con la institución bancaria con la que estipuló su crédito y pedir una carta saldo que puntualizaba su adeudo, las características del crédito, el saldo proyectado a la fecha de corte y el importe a liquidar. Después debía entregarla en el nuevo banco y esto podía conllevar mucho tiempo que retrasaba el trámite.

Continuar leyendo
799 Hits
0 Comentarios