Oscar

Cuáles son los beneficios y riesgos de comprar un inmueble usado

Cules-son-los-beneficios-y-riesgos-de-comprar-un-inmueble-usado

El alza de los precios en las construcciones nuevas las aparta de la mayoría de aquellos que buscan una casa. Hay una alternativa en estos casos: adquirir una vivienda usada. Son más asequibles, y se encuentran entre las carteras de las que las inmobiliarias priorizan para su venta inmediata, lo que te ofrece un interesante margen de maniobra a tu favor en cuanto al precio. Desde luego, hay algunos factores desventajosos que deben considerar…

Las casas que ya han sido habitadas ofrecen sus pros y sus contras como compra. Aquí analizamos a las más importante para ayudarte en tu decisión.

Las desventajas de comprar una casa usada

El valor a la baja. Nada hace decrecer tanto el precio de una casa como su edad, pues entre más tiempo pasa se desgastan sus materiales, aumentan los costos de mantenimiento y reparación…

No hay gran diferencia de precio. Las casas “no tan nuevas”, de tres a cinco años de antigüedad, ya se consideran viejas, pero su precio no tiene una variación significativa en cuanto a las casas nuevas. Para que exista una diferencia importante tienen que haberse cumplido al menos diez años de su construcción.

Hay que invertir. Toda casa usada requiere de gastos en reparaciones, mantenimiento y adecuaciones edilicias. Un extra que debe considerarse.

Las ventajas de comprar una casa usada

Ubicación. Las casas usadas suelen ubicarse en espacios privilegiados, que ya cuentan con servicios urbano establecidos y probados: luz, agua, comercios, parques, escuelas…

Espacio. Es un hecho que las casas usadas no son tan atractivas en términos de diseño, pero a cambio de ello ofrecen grandes ventajas en cuanto a su generoso uso del espacio: habitaciones más amplías, techos más altos…

Precio. Una casa usada con más de 20 años de antigüedad suele ofrecer un precio 30% menor que el precio de una vivienda nueva en la misma zona.

Mejores condiciones de venta. Las casas usadas suelen estar bajo condiciones más ventajosas de compra, pues las inmobiliarias prefieren poner las ganancias en los nuevos desarrollos. Por ello, las casas usadas son más baratas y disponen de mejores facilidades de pago.

Continuar leyendo
4202 Hits
0 Comentarios