Oscar

Acelera el pago de tu hipoteca

Acelera-el-pago-de-tu-hipoteca

A la larga, tras una hipoteca a 30 años, con un interés de 9%, el titular descubrirá que pagó más del doble del dinero que solicitó. Y este extra se debe al pago de interés sobre la deuda. El pago de una hipoteca tiene grandes paradojas, y la que más afecta al titular es que entre más joven es la hipoteca, más se paga en términos de intereses, y entre más vida tiene, menos es el pago de ellos. Esto se debe a que entre más reciente es una hipoteca, mayor es el capital sobre el que se paga intereses, y eso aumenta su valor. Cuanto más años se ha ido pagando, el capital es más reducido, y por ello genera menos intereses.

Dentro de este esquema, ¿es posible pagar una hipoteca en menos tiempo, para pagar menos intereses? Desde luego. A través de un mecanismo llamado amortización.

¿Cómo pagar menos por tu hipoteca a través de la amortización?

La amortización es un pago anticipado de un crédito, o un porcentaje extra que se paga sobre una parcialidad pactada. En este caso la idea es sencilla: para acelerar el pago de tu hipoteca debes pagar un extra mes con mes. Ese extra no va a al pago de los intereses, sino al pago de capital.

¿Cuál es la ventaja de esta amortización?

Hay tres grandes ventajas de pagar un poco más mes con mes sobre las cuotas de tu hipoteca:

  • Reduce el monto del capital
  • 2)Reduce el monto de los intereses que vas a pagar sobre ese capital
  • Reduces el tiempo de vida de tu hipoteca.

 

Al amortizar, pagas menos y por menos tiempo… por poco que sea ese pago extra que puedas dar.

Un ejemplo:

Supongamos que tienes un crédito de 150 000 pesos a 30 años bajo un interés fijo del 6%. De seguir las pautas de pagos establecidos vas a terminar pagando más de 8 mil pesos mensuales. Esto te llevaría a desembolsar más de 310 000 pesos al final de la hipoteca.

Sin embargo, si lograses pasar mil pesos más, mes con mes, durante toda la vida de la hipoteca, eso te reduciría los pagos por intereses hasta llegar un monto de poco más de 250 000 pesos, con un ahorro de 60 000 pesos sobre el saldo original.

Y eso no es todo: Al reducir en una tercera parte el pago de intereses, tu hipoteca se acabaría de pagar en sólo 18 años y 9 meses, Un tercio menos del plazo original.

Se trata, pues, de un esfuerzo que vale la pena.

Continuar leyendo
753 Hits
0 Comentarios
Oscar

¿Qué usos le puedes dar a una hipoteca?

Qu-usos-le-puedes-dar-a-una-hipoteca2

Es habitual que se crea que un crédito hipotecario sólo sirve para adquirir una vivienda  nueva o usada. Pero lo cierto es que una hipoteca es un instrumento financiero que sirve para objetivos diversos que tienen como eje común a una vivienda que se pone como garantía.

Aquí te decimos qué otras cosas puedes hacer con una hipoteca.

Otras alternativas de uso para hipotecas

Es importante señalar que es verdad que no todos los bancos ofrecen los mismos destinos para una hipoteca. Es necesario que busques aquellas instituciones que te ofrezcan un crédito más flexible.

Comprar una vivienda nueva. Este es el uso más habitual para una hipoteca.  

Comprar una vivienda usada. Una alternativa cada vez más socorrida para una hipoteca, debido a que los precios de las viviendas usadas van a la baja en zonas que, generalmente, aumentan al mismo tiempo el valor de su suelo.

¿Qué usos poco habituales puedes darle a una hipoteca?

Comprar un terreno. Una de las alternativas más recurrentes para una hipoteca es que comiences tu patrimonio con la adquisición de un terreno. En este caso el terreno mismo o la construcción pueden ser la garantía de la devolución de la hipoteca.

Comprar un terreno y construir al mismo tiempo. No sólo puedes comprar un terreno, además el monto de la hipoteca puede incluir los recursos para iniciar la construcción  de manera simultánea. En este caso la vivienda queda como garantía.

Construir tu propia casa. Si ya cuentas con el terreno, puedes usar la hipoteca para construir una vivienda, dejando esta vivienda queda como garantía del crédito.

Ganar liquidez. Si tienes una casa ya, puedes solicitar una hipoteca para aumentar tu liquidez para comprar o construir otra casa o inmueble. En este caso quedaría en garantía esa primera vivienda.

Reformar tu casa actual. Con una hipoteca puedes realizar ampliaciones, reparaciones y todo tipo de reformas para mejorar tu comodidad o conseguir que tu casa gane valor.

Pagar pasivos hipotecarios. Puedes usar una nueva hipoteca para cancelar la hipoteca adquirida con una institución bancaria anteriormente, mejorando con ello tus condiciones de pago. 

Aumentar tu capacidad de crédito. Si tu banco te ofrece un límite de crédito que no te alcanza puede solicitar, por ejemplo, una hipoteca con el FOVISSSTE o el Infonavit, puedes vincular ambos créditos para incrementar tu capacidad de crédito.

 

Continuar leyendo
1624 Hits
0 Comentarios