Decoración estilo Kinfolk

En medio de toda la rutina, ha nacido el estilo Kinfolk, el cual invita a volver a los orígenes por una vida más sencilla. Hoy veremos cómo conseguir este estilo para tu hogar así como las bases y las claves para conseguir un aspecto mucho más atractivo. 

 

Esta tendencia se desarrolló en Estados Unidos y en el estilo de vida de la comunidad Amish la cual centra su manera de vivir de acuerdo a la naturaleza y a la vida del campo. También se percibe como una influencia de arte combinando el estilo francés, italiano y griego, por lo tanto es una filosofía de vida que apuesta por lo natural.

El estilo Kinfolk lleva años adaptando la vida de las personas a un cambio completo. Este diseño se centra principalmente en una gran variedad de diseños de cocina donde se recuperan las antiguas técnicas culinarias.

Orígenes del estilo Kinfolk

Para empezar se puede decir que el estilo Kinfolk se centra por ser un cruce de tendencias en el diseño nórdico, rústico, e industrial y tiene gran repercusión. Además el resultado es una amplia variedad de géneros, estampados, colores y materiales creando atmósferas con toques minimalistas o bohemios y con estética contemporánea. Este estilo de vida y decoración encaja de manera perfecta en cualquier arquitectura o cualquier vivienda rústica.

Kinfolk: Materiales

Al igual que en los diferentes estilos, este se centra en la esencia de las cosas por lo que se utilizan las materias primas que pueden dar una apariencia rústica, y el espacio inmobiliario se caracteriza por tener líneas rectas y simples con texturas rugosas. Los muebles y demás complementos de madera se ocupan en techos, vigas, muebles, sillas o bien piezas antiguas además de otros materiales como la piedra, charlatán, el algodón y lino.

Kinfolk: Colores

En el estilo nórdico se comparte una paleta cromática de colores donde el blanco es el color predominante, sin embargo para este estilo se caracteriza el uso de colores simples y luminosos, por lo que la paleta de colores es muy suave aunque también se pueden utilizar tonalidades como verdes, grises, crudos, o bien colores tierra.

Kinfolk: Estampados 

Para poder crear un look Kinfolk es imprescindible utilizar estampados étnicos en tejido y otros complementos, eso te ayudará a dar personalidad a los diferentes pensamientos y quitar la monotonía de la casa. El resultado final es espectacular y así podrás crear un ambiente lleno de distinción y carácter.

Recibidores largos y estrechos
Elementos principales de un contrato