Cómo desechar las pilas

Cómo desechar las pilas

Las pilas una vez descargadas o sin energía, deben ser introducidas a una botella de plástico y rellenarlas con viruta de madera, aserrín, cartón, incluso puedes usar cascarón de huevo para con esto crear una especie de sello que impida que cuando el ácido se libere del cilindro, la corrosión perfore el plástico y alcance la tierra.

 

Este método es además un seguro de vida para bacterias, plantas, humus fértil, pero sobre todo para el agua, que es el elemento que más sufre cuando se contamina por una pila. Un sóla pila puede contaminar la cantidad de agua que cabe en una alberca olímpica (600,000 litros). Es indispensable que hagamos conciencia y cambiar nuestras prácticas. Lo más fácil, claro, es tomar la pila y arrojarla al bote de basura, pero lamentablemente, es la manera más fácil (también), de contaminar.

Una vez en el contenedor o tiradero de basura; la lluvia, restos orgánicos y otros agentes humidificantes, tocan los desechos tóxicos, éstas sustancias se filtran a través de la tierra, y como sabemos, llegan hasta los mantos acuíferos (también se evaporan y caen más tarde en lluvia ácida). De tal manera que lo menos que podemos hacer para evitar la contaminación es aprender a separar nuestros desechos.

Luego de que hayas llenado una botella de refresco vacía con tus baterías secas, y así mismo hayas rellenado con el material de soporte, puedes entregarlo en los contenedores especializados que se ubican en varios puntos de la ciudad, o bien, rellenarlo con cemento. Tan sólo piensa en esto: Las pilas que más contaminan son las pequeñas pilas que usan los relojes…

 

Siempre estamos a tiempo de hacer algo por nuestro planeta.

Dog Fever en el DF
Altruismo de primer mundo en el DF

Related Posts