Oscar

Qué riesgos implica una hipoteca de interés variable

Qu-riesgos-implica-una-hipoteca-de-inters-variable-2

Hoy en el día en el mercado hipotecario tenemos dos grandes alternativas que se refieren al punto más delicado de un crédito para la vivienda: su interés. El costo que pagas por acceder al dinero para acceder a tu casa se paga en intereses. El dinero que se suma al capital recibido en la hipoteca.

¿Cómo se calcula este interés?

El valor que se irá sumando a la deuda inicial en cualquier crédito se llama interés, y su valor se establece en el contrato de la hipoteca. Hoy en día podemos encontrar hipotecas cuyos contratos establecen dos tipos de interés.

Una hipoteca a taza fija mantiene un interés sin variación a lo largo de toda la vida de la hipoteca.

Una hipoteca de tipo variable tiene un interés que aumenta o disminuye según la situación económica del país, y se establece según referentes definidos en el contrato.

¿Qué ventajas y desventajas tiene una hipoteca de interés variable?

Una hipoteca de interés variable abre la posibilidad de que en algunos momentos, a lo largo de tu hipoteca, pagues menos en tu mensualidad, en la medida que los interés bajen al fortalecerse la economía.

En una hipoteca a interés fijo no te beneficias de este mecanismo, y pagas siempre lo mismo a lo largo de toda tu hipoteca.

La desventaja de una hipoteca a tipo variable es que puedes ser víctima de una mala situación económica en el país, y las mensualidades que pagas podrían incrementarse peligrosamente.

La crisis hipotecaria española, que derivó en miles de embargos inmobiliarios, se provocó por el aumento de los intereses de tipo variable debido a la subida del valor referencial en aquel entonces, el Euribor.

En México el referente para calcular el valor de los intereses a tipo variable es el TIIE (la tasa de interés interbancaria), determinado por el Banco de México. Es el referente sobre el que se calcula el interés variable en todo tipo de créditos. Cuando la economía va mal, suben los tipos de interés, y ello afecta tu hipoteca de interés variable.

En lo que va este año, el TIIE ha subido de 5.75 a 7.0 por ciento anual.Debido a ella las hipotecas a tasa variable han subido 1.5% sus intereses.

Continuar leyendo
95 Hits
0 Comentarios
Oscar

Quiero comprar una propiedad pero no tengo enganche: ¿que opciones tengo?

Quiero-comprar-una-propiedad-pero-no-tengo-enganche-que-opciones-tengo

Cuando se habla de comprar una casa, uno de los requisitos insoslayables de los que todo mundo habla es el enganche: ese porcentaje del precio de la casa que de debe presentar como adelanto, y que no está cubierto por la hipoteca. Se trata de presentar por lo menos el 7% del valor de la casa.

¿Es imposible comprar una casa si no se cuenta con enganche?

No: es muy factible comprar una casa sin enganche, a través de una hipoteca o de otros instrumentos financieros. Aquí te damos algunas alternativas que, ante la diversificación de la oferta hipotecaria, han surgido para ampliar las posibilidades de adquirir una vivienda.

¿Qué alternativas tienes para adquirir una vivienda sin enganche?

1. Hipotecas al 100%. Ya es posible encontrar créditos hipotecarios que ofrecen el 100% del costo de la vivienda. Se trata sobre todo de hipotecas dirigidas a los clientes más jóvenes (menores de 35 años). Además si haces una estrategia de combinación de créditos con Infonavit y Bancarios es muy posible, y hasta te puede sobrar para amueblarla. Si quieres que te ayudemos, contáctanos dando clic AQUI.

2. Renta con opción a compra. Se trata de un crédito en el que se arrienda la propiedad, pero el pago no funciona como renta en su totalidad: una parte del desembolso se destina al pago del enganche, con un plazo no mayor de cinco años. Pasado ese tiempo, el inquilino decide si adquiere o no la vivienda a través de la hipoteca.

3. A través de un crédito. Es posible pagar el enganche a través de una financiación bancaria, aunque es necesario considerar que el pago de ese crédito va a sumarse al pago de la hipoteca. A los ojos del banco esto va a lesionar la capacidad de pago del cliente. Recuerda que la devolución mensual de un crédito no puede rebasar el 30% de tus ingresos.

Continuar leyendo
756 Hits
0 Comentarios
Oscar

¿Cómo puedo juntar ingresos con mi pareja para comprar una casa o departamento?

Como-puedo-juntar-ingresos-con-mi-pareja-para-comprar-una-casa-o-departamento

La compra de una casa es la inversión más relevante y cara que se puede llevar a cabo en la vida. Implica destinar una importante parte del ingreso a un gran proyecto. Y viene aparejado de requisitos muy demandantes, no al alcance de cualquiera. Uno de ellos es el tema de los ingresos.

Como persona física individual no siempre es posible reunir el nivel de ingreso que los bancos nos solicitan para conceder una hipoteca, ni tampoco el monto mensual necesario para cubrir la mensualidades para devolver el crédito.

Una de las alternativas a este respecto es unir fuerzas con tu pareja, y de esa manera conseguir una hipoteca.

¿Qué es un crédito conyugal?

Es el que concede a un matrimonio en el que ambos cotizan para las instituciones de financiamiento de vivienda pública (FOVISSTE o INFONAVIT). Ambos fondos permiten que una pareja casada sume sus ahorros y aportaciones para conseguir un crédito para una vivienda, nueva o usada.

Se trata de una alternativa exclusiva para estos fondos de vivienda pública, y para pareja en que al menos uno de los cónyuges acredite al menos 116 puntos de su score.

¿Qué es un crédito mancomunado?

Si tu pareja o tú no tienen ni Fovisste ni Infonavit, pueden a acudir a un banco e informarse sobre las alternativas que ofrecen en créditos mancomunados.

Se trata de créditos en los que un solicitante reúne sus ingresos con los de su cónyuge o con los de un familiar cercano para alcanzar los montos necesarios para adquirir un crédito hipotecario.

No es una figura que todos los bancos manejen, ni opera de la misma manera de una institución a otra, pero permite en ciertos casos sumar los ingresos.

Los bancos sólo permiten créditos hipotecarios a dos partes, debido a que estas hipotecas añaden un riesgo: el del fin de la pareja. En ese caso se suma la duda de quién termina de pagar la casa y quién se queda con ella.

Hay que decir que en estos casos el banco exigirá a la otra parte los adeudos en que su cónyuge caiga.

Continuar leyendo
666 Hits
0 Comentarios