Oscar

¿Cómo funciona un crédito hipotecario joven?

hipotecas-para-jovenes

El peso de una hipoteca es tal que es mejor comenzar cuanto antes, si has decidido tomar esta decisión. La gran ventaja de comprometerte con un crédito hipotecario a una edad temprana es que los bancos y los fondos para la vivienda estatales te ofrecen una serie de ventajas.

¿Qué ventajas ofrece una hipoteca joven?

 

Cada institución crediticia ofrece, como uno de sus paquetes estrella, a las hipotecas jóvenes. Se trata de instrumentos con sus propias dinámicas. Que varían de banco en banco, pero que podemos resumir como una de ventajas:

  • Menores requisitos, menores trámites
  • Menor enganche
  • Mensualidades más bajas
  • Mayores porcentajes del crédito sobre el costo de la casa (en algunos casos hasta el 100% del precio de venta de la vivienda)
  • Productos para parejas jóvenes, que permiten unir los ingresos de los conyugues.

¿Cuál es la mecánica de una hipoteca joven?

 

Las hipotecas jóvenes son productos dirigidos a personas en la veintena y hasta los 35 años. Ofrecen notables ventajas en comparación con las hipotecas tradicionales, pues para las instituciones crediticias significan la oportunidad de capturar una fuerza laboral joven, productiva, que puede verse expuesta al pago largo y continuado de capital e intereses, en la compra de vivienda nueva y usada.

Las hipotecas jóvenes son, sin duda, la mejor manera de acceder a una vivienda si eres una persona menor de 35 años, si tienes una vida profesional consolidad e ingresos estables, que te permitan destinar el 30% de tu ingreso a su pago.

Una de las ventajas más interesantes de las hipotecas jóvenes es que, debido a su duración, en ocasiones hasta por encima de los 30 años, evolucionan, y pueden cambiar a tu favor.

Por ejemplo, hay hipotecas cuya mensualidad comienza a un monto bajo, que luego va incrementándose, conforme tu vida laboral se consolida y aumentan tus ingresos.

¿Estás interesado en adquirir una vivienda a través de una hipoteca joven? Los Consejeros Hipotecarios de InCasas te apoyan a seleccionar el mejor crédito hipotecario SIN COSTO. Haz clic y entra en contacto con nosotros.

 

 

Continuar leyendo
431 Hits
0 Comentarios
Oscar

No puedo seguir pagando mi hipoteca: ¿qué puedo hacer?

No-puedo-seguir-pagando-mi-hipoteca-qu-puedo-hacer2

El impago de un crédito hipotecario es uno de los más dolorosos escenarios al que podemos enfrentarnos. Lo cierto es que ante un problema grave lo peor que podemos hacer es cerrar los ojos y negar la realidad. Si has caído en la falta de pago de una o más mensualidades de tu hipoteca, y no quieres llegar el embargo, ¿qué es lo que puede hacer?

¿Qué medidas puedes tomar si no puedes seguir pagando tu hipoteca?

Ante un mercado laboral cada vez más accidentado, los impagos de una hipoteca se convierten en un problema cada vez más común. De hecho, 4 de cada 10 pesos de los créditos hipotecarios concedidos por los bancos en México están en situación de retraso.

Los expertos recomiendan que si caes en un impago hipotecario por pérdida de tu empleo o problemas económicos, acudas a tu banco antes de dejarte dominar por el pánico o la inercia.

Tienes al menos tres herramientas que te apoyan en este caso: la reestructuración de tu deuda, los seguros y la venta.

El seguro de desempleo

La mayoría de las hipotecas cuentan con un seguro de desempleo que cubre hasta tres mensualidades de la hipoteca. Es un seguro que ya viene incluido en el pago de cada mensualidad. Para hacerlo efectivo sólo tienes que demostrar que fuiste despedido.

Reestructura tu deuda

Es importante que mantengas una comunicación fluida con tu banco, y les mantengas al tanto de las razones por las que no puedes pagar tu hipoteca. Siempre es posible acordar nuevos plazos y cuotas de pagos dentro de los márgenes que permite tu contrato original.

Entre las reestructuras posibles puedes pedir una prórroga de tu deuda, de manera que pagues menos cada mes, aunque la vida de tu hipoteca se alargue.

Venta inmediata

Si la situación se agrava, una solución radical es vender la propiedad, indicando al comprador que la casa está hipotecada, y que será necesario liquidar la deuda con el banco. En México no se permite el traspaso de deudas.

 

Continuar leyendo
411 Hits
0 Comentarios
Oscar

Por dónde inicio si quiero pedir un crédito hipotecario

Por-donde-inicio-si-quiero-pedir-un-crdito-hipotecario

Una hipoteca es un compromiso para toda la vida, entre un banco y tú. Y por ello está sometido a toda una serie de requisitos y compromisos que debes cumplir. Y estos comienzan apenas y te decides a tramitarla.

¿Con qué debo contar si quiero conseguir una hipoteca?

Ahorros. Antes de acudir siquiera al banco debes saber que no hay institución de crédito alguna que te conceda un crédito por el 100% del costo de la vivienda de tus sueños. Por ello debes contar con un fondo personal. ¿De cuánto debe ser este fondo? Por lo menos un 20% del valor de la vivienda. Debes considerar que sólo en el trámite de la hipoteca vas a gastar cerca de un 7% del valor de esa casa.

Trabajo estable. Uno de los puntos determinantes para conseguir una hipoteca es contar con un trabajo estable, de contrato fijo, y con cierta antigüedad. Es, de hecho, la mayor garantía que el banco contempla para que le devuelvas el préstamo. Tu sueldo es la base sobre la que se calcula el monto del crédito que el banco te va a conceder. También debes considerar que tu ingreso debe ser constante. A los ojos del banco, tu pago mensual de tu hipoteca no debe sobrepasar el 30% de tus ingresos totales.

Edad. La edad máxima a la que se concede una hipoteca es de 61 años. La ideal es entre los 30 y los 35 años. Entre más joven eres, más es el monto del crédito que te ofrecerán. En algunos casos de Hipotecas Jóvenes puede llegar hasta el 100% del costo de la vivienda.

Buen historial de crédito. Paga a tiempo en todas partes, pues cada retraso o impago figurará en el llamado Buró de Crédito. Entre mejor sea tu calidad de acreedor, mayores las posibilidades de que obtengas una hipoteca.

 

 

Continuar leyendo
896 Hits
0 Comentarios