Descubre 5 maneras adecuadas de manejar una hipoteca

Es importante definir el rumbo de un crédito, sobre todo el de uno hipotecario aquí te muestro 5 maneras adecuadas para manejar una hipoteca, para nuevos como para veteranos en este amplio tema de las hipotecas.

 

 

1.-Realiza un pago inicial lo más alto que puedas

Independientemente de la línea de crédito de la institución con que decidas abrir tu cuenta, es altamente recomendable dar un pago inicial lo más alto que puedas (sin que esto implique que no puedas mantener los pagos por el resto de la vida de tu crédito). Esto es porque dependiendo de la cantidad de depósito inicial, dependerán la cantidad de pagos restantes y de los intereses correspondientes. 

 

2.- Realiza pagos  mayores al mínimo requerido por la mensualidad. 

Aunque mucha gente lo menciona como si fuera letanía, los problemas en buró de crédito demuestran lo contrario. Así que intenta al menos durante los 5 primeros años del crédito realizar pagos anticipados y reducir el plazo del crédito para liquidarla y así podrás  disfrutar del motivo de tu esfuerzo.

 

3.- Planea la ruta crítica del crédito.  

Es necesario planear la línea de los pagos del crédito y siempre ir generando los recursos para los pagos posteriores. Si bien el crédito hipotecario será uno de tus pagos más grandes, vivir al día jamás ha sido la mejor opción, pues no permite maniobrar entre todos los factores que influyen en la vida financiera personal.

 

4.- Ya crecerás mañana, pero hoy solo se requiere constancia... 

Siempre es recomendable buscar el crecimiento, sobre todo personal, pero cuando estas sujeto a una línea de crédito, no puedes arriesgar todo por una incertidumbre, siempre hay más tiempo que vida y por ello es recomendable que mientras se tiene un crédito o no se han cubierto los planes de la ruta crítica de pago, mejor posponer cambios de trabajo o cambios abruptos en la economía personal, aun cuando existan opciones de un mejor sueldo cuando este no garantiza más que un beneficioso contrato temporal.  

 

5.-Piensa en la hipoteca como una herramienta recurrente y no de un solo uso.

No es necesario que termines de pagar una hipoteca, para comprar una segunda propiedad, si durante el plazo de tu hipoteca, encuentras nuevas alternativas ahora con la portabilidad hipotecaria, te puedes cambiar a un banco que te ofrezca mejores condiciones. 

¿Qué hacer en la Narvarte?
Me mudé a la Condesa ¿Y ahora qué? (Parte 2)

Related Posts